HIP HOP SOUL

Quiero recordar como fue que me enamoré de este ritmo musical… qué difícil! En mi mente tengo muchas imágenes pero ninguna me lleva al inicio así que empezaré contándoles como creo que ocurrió.

Como a muchas chicas desde muy pequeña me gustaba bailar. Puedo decir que me pasé todo el colegio participando en actuaciones -literalmente salí en el 90% de ellas salvo en obras de teatro, porque hasta en oratoria participé y vaya que lo odiaba- incluso desde chica me gustaba ser la coreógrafa para las presentaciones y yo le enseñaba a mis amigas. Bailé de todo, desde Spice Girls hasta toadas (“adivina quien acaba de llegar, es el grupo Euforia” jajaja) y pensando en eso ahora me parece increíble como tenía la capacidad de armar todas estas rutinas de baile en mi mente desde tan pequeña.
Recuerdo que ya un poco más grande y cuando me tocaba hacer viajes largos en auto, mi mente armaba coreografías con la música de mis audífonos mientras la vista se me perdía entre las calles, ese era mi vacilón.

No podría decirles cual fue la primera canción de Hip Hop que escuché pero creo que fue el R&B lo que primero me atrajo. De seguro la culpa la tuvo MTV con sus increíbles bailes en los videos musicales que pasaban en esa época. La idea de aparecer en uno se convirtió en una de mis metas a largo plazo (muchos años después fue bailar con Beyonce jajaja, así de seria era la cosa).

Ya en la universidad seguí bailando casi en secreto porque jamás había asistido a una escuela de baile, ahí es donde más recuerdo bailar Hip Hop y R&B. Gané los 3 concursos de talentos en los que participé y supongo que esa fue la señal para que mis papás me premiaran con estudiar danza. Tuve la oportunidad de estudiar en Lima y en Estados Unidos y, en ambos casos, me especialicé en Hip Hop.

Me gustaba vestir de zapatillas de caña alta, pantalones de buzo enormes y polos talla XL (ojo que solo para bailar, porque siempre he sido una chica muy perica con esto de vestir y arreglarse). Mi estilo favorito hasta el día de hoy sería el oversize. En esa época no existía esta tendencia asi que buscaba directamente la ropa en la sección de hombres… aún lo hago.

Dejé el baile hace como 5 años, pero jamás dejé mi gusto por el Hip Hop, el R&B y el rap. Hasta me hubiera encantado ser rapera…inclusive fui graffitera por un tiempo. Así que mientras muchos compran polos de bandas de rock y metal, yo no podía desperdiciar esa rara oportunidad de encontrar un polo de Tupac en el área femenina de una tienda retail (ya se imaginarán mi emoción cuando lo vi). Aunque ya no vista de buzos he mantenido ciertos detalles en mi forma de vestir. Mis preferencias musicales siguen iguales por más que escuche de todo y eso es muy importante porque te hace sentir que sigues siendo fiel a ti misma y que puedes crecer, evolucionar pero eres tú, siempre tú.

PD: Feliz día de San Valentin! Un beso a todas!





Wearing: camiseta – Forever21, Jean – Topshop, flat mules – H&M (old), Cartera – Amphora (old), Collar – Forever 21.