Cada tanto recibo preguntas sobre mis tatuajes, donde los hice, me dolieron?

Hoy quise hacerles un post contándoles esos detalles que a todas les intriga, pero desde mi experiencia personal. Les contaré sobre los que tengo yo, si estos duelen o no y también les daré algunas opiniones personales sobre los tatuajes.

Yo comencé a tatuarme a los 18 de años, ya mayor de edad tuve el permiso de mis papás para hacerlo.
Claro que no todos estaban de acuerdo. Mi mami no es partidaria de los tatuajes pero mi papá es un loquillo. Ellos me lo permitieron porque siempre he tenido un vínculo con el arte. Desde pequeña he sido hábil para bailar, dibujar, tocar un instrumento, hacer manualidades y todo en lo que el arte estuviera involucrado. Pero también he sido bastante rebelde. Todo eso en mi personalidad fue algo que ellos siempre tuvieron muy claro desde que era pequeña y creo que cuando les dije que quería tatuarme supieron que para mi iba a ser una forma más de expresarme. Debo suponer que por eso no se negaron y hasta el día de hoy, 8 tatuajes después, me siguen sonriendo cada vez que les muestro uno nuevo. Es más, después del primero mi papá empezó a tatuarse conmigo! Es un loquillo no les digo?!


Y bien, empecemos a hablar de los que me hice… ¿Cuál me dolió más? Definitivamente el de los dedos; es más, no lo recomiendo. Resulta muy doloroso no sólo la primera vez… y digo no solo la primera porque lo tendrás que repetir más de 3 veces para que el color pegue en tu piel. La primera vez duele porque la piel es muy delgada en esa zona. La segunda y tercera duelen mucho más porque ya tienes la piel herida. Después de mi última sesión de aguantar como macha no volví por una más, pese a que el color quedó medio plomizo.


¿Y en qué sitio me dolió menos? Después de eso, ninguno me dolió! jajajaja Mentira! Todos los tatuajes duelen, lo que ocurre es que en unos sitios es más intenso el dolor que en otros, pero absolutamente en todos los sitios en los que una aguja penetre tu piel con varias picadas, va a doler. En mi caso en el que menos sentí dolor fue el de mi muñeca, mi segundo tatuaje que dice “A dreamer” o “una soñadora” en inglés.

¿Cuál es mi favorito? Todos!! No me arrepiento de ninguno porque los pensé muchísimo antes de hacérmelos y cada uno lo hice por un momento o motivo especial. Sí tengo uno que es más especial para mí y es el de mi brazo izquierdo que lo hice tras la muerte de mi mascota después de 15 años de puro amor real. Es más, escribí todo un post sobre ese tatuaje. Si quieren leerlo pueden verlo aquí: http://theprettyhanger.com/2015/01/historiadeamortatoo/


“Si las lágrimas formaran una escalera y los recuerdos un camino, subiría la escalera al cielo para traerte de vuelta conmigo.”


¿Es verdad que si empiezas no paras?… Creo que cuando empiezas sí, como todo cuando es novedad. Vas a pensar en uno nuevo a los días de haberte hecho tu primer tatuaje. En mi caso, cuando fueron pasando los años y los tatuajes, ya no sentía el apuro de llenarme el cuerpo; creo que te lo tomas con calma. Mi último tatuaje me lo he hecho 2 años después del penúltimo. No sentía la necesidad de tatuarme hasta que llegué a Lima y empecé a convivir con una de mis hermanas (somos 3) que ya vivía aquí hace 11 años. Con los meses transcurridos y con las visitas de mi hermana mayor, me di cuenta de lo importante que son ellas en mi vida. Son mis mejores amigas, las personas que más quiero en este mundo y por eso quise dedicarles un tatuaje que simbolizara nuestra unión.


En mi caso he optado por hacerme tatuajes delineados. Es el estilo que he escogido, muy delicado y sencillo para todo lo que me haga en el cuerpo. Y aquí tocaré otro punto ¿Debo tatuarme por algún motivo en especial? NO! Si te quieres tatuar porque un diseño te gusta, no tiene nada de malo. No todo debe tener significado, sólo debe tener un motivo para ti, así sea tan simple como un “vi ese dibujo y me gustó”. Listo, hazlo. No hay una reglas. El tatuaje más grande que tengo es un dibujo de 3 flores en el costado de mi torso que no tiene un significado más que una decoración en mi cuerpo que diseñé yo misma y eso lo hace especial para mí.

Otro de mis tatuajes que sí tiene un significado importante es el de mi clavícula y por el que me preguntan bastante. Este dice “No tengo suerte, estoy bendecida” y sí, para mí todo en la vida está hecho a base de esfuerzo y un gramo de suerte. Pero si la suerte no es conmigo en algún momento, al menos sé que hay alguien ahí arriba que ve por mí, un Dios que me ha guiado en todos los momentos vividos en mis 27 años.


Para finalizar este post hay un tema sobre los tatuajes que me gustaría comentar porque me parece muy importante. No necesitas un tatuaje para ser más sexy, para verte más rudo, para llamar la atención. Los tatuajes deben ser parte de tu personalidad, no ser ellos los que marquen tu personalidad. Si crees que un tatuaje te va a hacer más cool, entonces debes primero trabajar en tí. Exprésate con ellos, hazte miles si quieres pero haz que estos complementen o refuercen tu forma de ser. No todos debemos tener tatuajes y tampoco somos especiales por tenerlos.

¿Quién me tatúa?

* Wilo (en Trujillo) – @wilotattoos – Jr. Ayacucho 590, Stand 12. * Guns (en Lima) – @geryguns – Calle Esperanza 135, Miraflores.

Las quiero!

Si tienen alguna otra pregunta, escríbanme por los comentarios de aquí abajo, envíenme un inbox o un DM por Instagram.

Con cariño, Yayi